miércoles, 11 de junio de 2014

"GIRASOL" DE PAN Y CAMEMBERG



Tras un largo parón, ¡ya estoy aquí!

Vengo con las pilas cargadas, con muchas ganas de retomar las entradas del blog y con muchas recetas y curiosidades para compartir con vosotr@s.

La  receta que os traigo la realicé este invierno para una cena y fue un éxito total. Además, a simple vista parece complicada pero para nada, y queda... bueno, sin palabras, ¡estaba delicioso!

Os dejo con la receta:



"GIRASOL" DE PAN Y CAMEMBERG:


  • 320 ml de leche (en mi caso fue leche entera, pero podéis usar leche desnatada o semi e incluso agua).
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 20 gr de levadura fresca (yo no tenía así que use levadura de sobre y también vale).
  • 600 gr de harina.
  • 200 gr de bacon.
  • Alguna ramita de romero.
  • Un poco de mantequilla derretida.
  • Semillas de sésamo, pipas peladas, semillas de amapola... semillas al gusto.

(Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente).


Para elaborar esta receta, comenzaremos tostando el bacon en una sartén sin nada de aceite y a un fuego medio - alto según vayáis viendo.

Cuando el bacon esté ya tostado le añadimos el romero, (yo, como soy muy fan de las plantas aromáticas corté las hojas del romero muy pequeñas y las dejé junto al bacon, si no os gusta mucho podéis añadir 2 o 3 ramitas y dejáis reposar el bacon con el romero para luego retirarlas).

Lo siguiente es preparar el pan, y para ello vertemos en un bol, o en la Thermomix como fue  mi caso (también se puede usar la panificadora, pero no es necesario) los ingredientes en el siguiente orden: primero ponemos la leche y la mantequilla  y mezclamos bien, en Thermomix a velocidad 3-4 más o menos (yo lo hago a ojo por lo que no os puedo dar unas pautas concretas pero más o menos ya se va viendo si hay que poner un poco más de velocidad o no), después añadiremos la levadura fresca (si usáis levadura en polvo como es el caso se pone después), a continuación añadimos el bacon (con o sin romero), el azúcar y la sal y mezclamos de nuevo. 

El añadir los ingredientes poco a poco ayuda a que doto quede bien mezclado.

Por último, añadimos la levadura y la harina (previamente mezcladas) y amasamos bien (con la Themromix deberemos usar la velocidad de espiga y dejar que amase muy bien, como unos 3 o 4 minutos, pero si veis que todavía le falta porque no se ha mezclado todo amasar un poco más, de minuto en minuto para ir viendo.

Ahora hay que dejar subir la masa. Yo como hice esta receta en invierno, puse la masa en un bol cerrado como veréis en la foto que aparece a continuación, y lo puse en el comedor cerca del hogar para que con el calor subiera más, no recuerdo cuanto la tuve, serían unas dos horas aproximadamente; lo que si debeis fijaros es que ha de doblar su volumen.






En esta foto, la masa estaba recién amasada y cuando subió se hinchó de forma que ocupaba todo el bol hasta arriba, para que veáis como sube esta masa.


Bien, una vez haya subido, lo que hay que hacer es  volver a trabajar un pelín, no mucho, para  repartir la masa en 10 bolas: 5 bolas de un peso aproximado de 120 gr cada una, y otras 5 bolas de 90 gr aproximadamente (estos son los pesos que aparecen en la receta original pero yo recuerdo que al final me quedaron las bolas grandes de unos 95 gr y las pequeñas de 70 gr más o menos).

Ahora viene la parte más "costosa" de la receta, pues debemos estirar cada una de las cinco bolas grandes, de forma circular (yo me ayudé de un plato para dejar los círculos bien hechos (plato de 20 cm para los círculos grandes y de 10 para los pequeños) y el sobrante lo guardé para después pues lo use para otra cosa), dejándolas muy muy finas y untándolas en la parte de arriba con mantequilla derretida, para después poner la siguiente encima. Así con 4 de las bolas, y con la quinta, la estiraremos un poco más y cubriremos con ella las otras cuatro capas. 

Os dejo unas fotos del proceso para que os hagáis una idea:










Así quedaría después de colocar la quinta bola estirada, y ahora lo que hay que hacer es ocho cuatro cortes transversales, sin que lleguen a los bordes (como en la foto), obteniendo ocho porciones. 

El siguiente paso es tirar de cada porción desde el centro hacia fuera:
















Al realizar esto obtendremos una especie de sol o girasol que colocaremos sobre una base de la misma masa estirada que, habremos realizado con la masa sobrante de los recortes cuando hemos hecho los círculos. Y ahora tenemos que realizar este mismo proceso con las cinco bolas pequeñas y colocar el circulo dentro del girasol que hemos obtenido, para sacar también las ocho puntas hacia afuera:










Ahora nos queda untar todo el pan con queso batido, espolvorear con las semillas que hayamos elegido, o ninguna o con orégano... eso al gusto, e introducir un queso camemberg en el centro y hornear a 200º con calor arriba y abajo, y si tenéis ventilador mucho mejor, hasta que esté dorado.










Es recomendable servir justo recién horneado para que el queso este fundido.


Y ya solamente queda disfrutar de este "GIRASOL" DE PAN Y CAMEMBERG !!


:D


Espero que os haya gustado la receta, y como siempre, os animo a realizarlas.



Un abrazo! y os dejo con las fotografías del resultado final















PD: Casi no llego a hacer las fotos!!!





1 comentario:

  1. Que buenísima pinta!! Lo comparto con mi madre y mi tía a ver quien lo hace primero!!

    ResponderEliminar