miércoles, 12 de marzo de 2014

TARTA DE NUTELLA

Hola! Tras unos días de parón, puedo volver a enseñaros algunas recetillas.

Lo primero de todo, quiero presentaros a "Don Nutella" ;) que me lo trajo un amigo de Andorra, es un bote de Nutella de nada más y nada menos que 5KG!!!! Bueno, que sepáis que tengo para días (o no...jiji).


(Este es Don Nutella:)







Hacía tiempo que quería este bote, pues suelo utilizar la Nutella mucho, tanto para comerla en una tostada como para realizar croissants rellenos, para los muffins, magdalenas rellenas, etc por lo que como imaginaréis los botecitos de 200 y 400 gr se me quedan cortos.

Pues ahora que ya lo tengo, y antes de que se evapore, que os aseguro que en mi casa la Nutella vuela, tal cual, (supongo yo que tenemos ratoncitos que por la noche se dedican a comérsela jeje) voy a realizar algunas recetas que ya os iré enseñando. Para hoy, os traigo un pastel de Nutella que ya veréis, a pesar de tener pinta de tarta super dulce no es nada empalagosa.

INGREDIENTES:

  • 5 huevos grandes
  • 400 ml de nata para cocinar (en este caso como no tenía suficiente puse 100 ml de nata para cocinar, 100 ml de nata montada (le dio una textura muy buena) y 200 ml de leche entera)
  • 200 gr de Nutella
  • 100 gr de chocolate negro (por ejemplo Lindt 70%)
  • 100 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar
  • 25 - 30 galletas tipo maría 
  • 50 gr de almendra picada (yo usé nueces) (opcional)
  • Cacao en polvo



Lo primero que tenemos que hacer es montar los 100 ml de nata para montar (si decidís hacer la receta como la hice yo) y cuando esté, mezclar con la nata de cocinar y la leche, y poner en un cazo a fuego medio, si solamente vais a utilizar nata de cocinar, directamente la ponéis en el cazo a calentar. Cuando esté ya caliente pero sin dejar que rompa a hervir, añadimos la Nutella y el chocolate negro a trozos y lo mantenemos a fuego bajo a la vez que removemos para que no se nos agarre y para mezclar los ingredientes.

Mientras podemos ir batiendo los huevos con el azúcar hasta que queden muy bien mezclados, incluso un pelín espumoso.

No nos tenemos que olvidar de pre-calentar el horno a 180ºC, y esto lo hacemos para que cuando metamos la tarta, la temperatura esté repartida de forma uniforme por todo el horno.

Cuando el chocolate se haya fundido y esté bien mezclado con la nata, apartamos del fuego y vamos añadiendo los huevos con el azúcar a la vez que removemos y mezclamos todo muy bien para dejar reposar unos minutos.

Justo cuando veamos que la mezcla parece que quiere empezar a formar la típica telita en la superficie, introducimos dos cucharadas de almendra (o nuez) picada y mezclamos.

Ahora es el momento de preparar la base de la tarta, para ello hay que derretir la mantequilla al microondas (siempre en Tº de descongelar) y trituramos las galletas (esto yo lo hice en la Thermomix, pero podéis hacerlo con la picadora o si no tenéis podéis poner las galletas en una bolsa y las machacamos con algo que pese) y las mezclamos con la mantequilla (por tema de dietas, aunque esta tarta no es apta para ellas, pero podéis utilizar leche en vez de mantequilla para mezclarla con la galleta). Esta galleta la repartimos en la base de nuestro molde (desmoldable)  de unos 25 cm de diámetro o 28, previamente engrasado por si acaso y aprovechando que el horno se esta calentando introducimos el molde con la galleta para que endurezca un poco, esto durante unos 5 minutos solamente.

Ahora ya, vertemos la mezcla en el molde y cocemos unos 30 minutos (esto es lo que más lió me causa a mí cuando realizo esta tarta, pues en teoría está lista cuando pinchamos con un cuchillo o tenedor y sale limpio, pero a mí me salía con restos de tarta y llevaba a lo mejor 45 minutos..., entonces yo lo que hago es pinchar entre el borde y la parte central para ver si sale limpio, porque en el centro seguramente siempre salga sucio y no pasa nada porque la tarta ha de quedar jugosa y además al enfriarse se endurece y queda como una mousse ummmm!!).

*IMPORTANTE poner calor arriba y abajo y si podéis con ventilador, y sobre todo no pongáis la bandeja muy arriba, más bien una linea por debajo de la altura media del horno.

Ahora ya solamente nos queda la cobertura para adornar nuestra super tarta. 

Podéis hacerla de dos maneras, o bien espolvoreando con cacao en polvo solamente, o bien poniendo además almendra o nuez picada y tostada.

A la hora de consumirla yo os recomiendo que, aunque así templadita no esta nada mal, ya veréis como al dia siguiente esta de muerte!

Os animo de veras a que probéis a realizar esta tarta porque es muy fácil y esta deliciosa.

Ahora os dejo con las fotos (perdonar por la mala calidad, pero como muchas veces, tengo que hacer las fotos mientras ya empiezan los demás a comerse las cosas y las hago así en plan corriendo).


Un abrazo!!
























No hay comentarios:

Publicar un comentario